AVENes
http://es.asexuality.org/foro/

¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?
http://es.asexuality.org/foro/viewtopic.php?f=4&t=5301
Página 1 de 1

Autor:  Ewigkeit [ 27 Jun 2015, 01:27 ]
Asunto:  ¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?

(Nota previa: Aunque aquí se habla mucho de "La esposa", lo mismo aplica para "El esposo". La preferencia a hablar de "La esposa" o "La mujer", es debido a que es más común que se les chifle y se les digan cosas a las mujeres, que a los hombres, porque obviamente estamos más feos y las mujeres son, generalmente, más discretas que los hombres por lo que no andan chiflandoles muy seguido a los hombres)

Si, sin faltarte al respeto, te chulean tu bicicleta, y hasta alguien grita: “¡Yo quiero una de esas!”, no te ofendes. Si se le quedan viendo todos, y si se le quedan viendo mucho y te dicen que cuánto quieres por ella, no te enchilas ni quieres golpear a quien lo diga.

¿Por qué si te dicen lo mismo sobre tu esposa, entonces sí? Quizá que porque que te “chuleen” a tu esposa no es igual a que te “chulien” tu bicicleta, pero, ¿qué lo hace diferente?

Quizá el que dices: Es que a mi esposa la amo, es mi amor.
¿Y qué tal si amas a tu bicicleta porque le tienes cierto afecto sentimental? De todos modos no te enojas si te la chulean, por más que la ames. ¿Qué hace diferente el asunto de la esposa? “Es que se van a acostar con mi esposa, y no es igual que mi bicicleta”... ¿y por qupe no es igual? ¿Te enojarías si alguien te pide prestada tu bicicleta un rato, y se monta en ella, y “te pedalea tu bicicleta” un rato, se “monta en ella” nomás un rato? No te enojas, y lo que es más, quizá tampoco se la niegues y se la prestas. ¿Por qué a tu esposa no la prestas? “Pues es que no es igual que monten mi bicicleta a que monten a mi esposa”.

Por supuesto que no, porque es antihigiénico. Si sentarme sobre un retrete público me da asco no’más por saber que alguien más ya pasó por allí y se sentó allí mismo antes que yo para defecar... da asco sentarse y luego por eso uno hace de a “aguilita” o le pone papel antes de sentarse.... aún así, quizá lo hagas y te sientes, y si alguien te pide poder pasar a tu sanitario, no te enojas ni piensas en lo antihigiénico, sino que le dejas pasar. ¿Por qué es diferene tu esposa?

“Bueno, no voy a comparar a mi esposa con un retrete, además no hay cuete en prestar el retrete o la bibibleta, son cosas muy diferentes a prestar a tu esposa”. Pero, ¿que la hace diferente? Cierto, hay cosas que no se prestan, por ejemplo el cepillo para los dientes, porque es antihigiénico. Aún así, ¿te anojas porque te pidan prestado el tuyo? ¿Te enojas porque te lo “chulien”? No. “Bueno, es que a mi cepillo para los dientes no lo amo”. Para causar el mismo efecto de enojo, se requiere entonces de:

1. Que se tenga amor por el objeto en cuestión.
2. Que el objeto en cuestión sea algo muy de uno, muy personal, algo que no se presta.

Pero si tienes amor por tu cepillo de dientes, quizá por que te lo regaló alguien a quien amas, y si el cepillo de dientes es muy personal, muy tuyo... ¿por qué no te enojas cuando alguien te lo pide prestado y obviamente debes decirle que no, o si alguien te lo chulea y te dice que quiere uno como esos, ¿por qué no te enchilas? ¿Por qué no dices “es que es mío, mío, mío y de nadie más” (y es cierto)? Y no errarías en decir tal, porque es tuyo, y tuyo, y sólo tuyo y de nadie más, prestarlo estaría mal y sería una porquería, y no querrías volver a usarlo jamás, nunca más.... lo mismo que tu esposa en caso de que amaras mucho a ese cepillo.

Entonces, ¿qué causa el enojo, si para fines prácticos viene a ser lo mismo que te chulien tu cepillo de dientes o que te lo pidan prestado o incluso que lo tomen prestado sin tu permiso? ¿Por qué no matarías porque alguien hiciera tal cosa con tu cepillo, pero sí a quien lo mismo hiciera con tu esposa, si es lo mismo? ¿por qué no te enojas si te elogian tu bicicleta, pero si hacen lo mismo con tu esposa sí, por más que la bicicleta, igual que tu esposa, es tuya, tuya, y de nadie mas?

Dirás, “Es que mi esposa no es un objeto, es un ser humano”, pero, PARA FINES PRÁCTICOS, en este caso, ¿en qué difiere un objeto de un ser humano? Dirás: “Quizá porque aunque yo amo a mi cepillo de dientes, no creo que mi cepillo me ame a mí”, pero, ¿qué te hace creer, estar completamente seguro de que tu esposa te ama? ¿Y si es igual que el cepillo, y no te ama? ¿Allí si te enojas cuando te dicen que “está re-buena”? Curioso, pero SÍ, aunque no te quiera, aunque no te ame y tú lo sepas, no’más por el hecho de que la chulien, te enojarás, ya no tanto porque la ames (pues con lo zorra que es, quizá ya ni la ames tu tampoco a ella), sino porque sientes que quien está elogiando la belleza de tu esposa no te está tomando en cuenta a tí, y que actúa como si no exsitieras.... el que le recuerden a uno su inexistencia, su irrelevancia y su poco valor le ofende siempre, recuérdenselo del modo que se lo recuerden.

Un saludo no es nada, un “buenos días” se supone que significa “deseo que pases un buen día”, pero la verdad es que casi nunca significa eso, sino que significa lo mismo que “hola”, es decir... nada. “Hola” significa “Ya se que estás allí” o “Ya me percaté de que existes”, o “Oh, ya noté tu presencia, por lo menos se que estás allí y considero que eso es algo cuando menos un poco importante” Por eso, cuando alguien no te saluda y te dice aunque sea “Hola”, te enojas, porque te recuerdan lo insignificante que eres y que no importas, te dicen que tu presencia no importa, que el mundo seguirá igual sin tí, hecho que, por lo mismo de que es verdad, te ofende. Bueno, pues que le echen flores a tu amada en tu presencia es otra forma de recordarte que tu existencia es irrelevante, y por eso te ofendes. Es como si te dijeran: “Te pago, si quiere, pero hazte a un lado, quiero ver esta hermosura de cerca, quiero tocarla, y la quiero para mí, quiero montarme en ella, quítate”... hablando de la bicicleta, naturalmente.

¿Por qué es que, si con decirte que les gusta tu bicicleta y que cuanto quieres por ella también te están diciendo que al que quieren no es a tí porque no les importas, sino que a la que quieren es a tu bicicleta, entonces no sientes celos ni te sientes ofendido en tu dignidad personal... sino que hasta puede que te sientas halagado porque te le echen flores a tu bicicleta, y hasta te sientes bien y dices “Ah, tengo una bicicleta bien chipocluda, todos la quieren”?

¿Qué hace, para fines prácticos, que un objeto en esta situación difiera de un ser humano?

-Amas a tu esposa... y amas a tu cepillo de dientes por alguna razón (quizá es de oro).
-El cepillo no te ama a tí.... como tu esposa quizá tampoco te ame.
-El cepillo es algo muy tuyo, algo muy personal... igual que tu esposa.
-Que usaran tu cepillo sería una porquería y no lo volverías a usar... igual que la esposa.
-Que utilicen tu cepillo sin tu permiso SÍ da enojo... igual que la esposa.
-Pero que te elogien lo bello de tu cepillo de oro y te digan que lo quieren no te causa enojo, sino halago... mientras que si te dicen tal cosa sobre tu esposa te hierve la sangre... ¿por qué es diferente?

Es cuestión que va de la mano co el hecho de que, cuando a alguien le elogias porque tiene unos bonitos zapatos, no pasa nada... pero si le elogias sus bonitos “ojos”... o se ofende, o quiere casa propia.

Autor:  Ewigkeit [ 27 Jun 2015, 01:31 ]
Asunto:  Re: ¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?

No digo que no haya diferencia entre un objeto y un ser humano, pues que la hay, la hay.
Pero, específicamente, ¿cuál es?, porque decir: "Pues nunca va a ser lo mismo con un objeto que con un ser humano", o: "¡Ay, pues cómo va a ser lo mismo!, ¡es obvio!" no hace sino redundar, pues no da una razón, sino un motivo (una razón se basa en lo que se sabe, un motivo en lo que se siente).
Si las razones son tan obvias, ¿cuáles son? Porque de que son obvias, son obvias.
Los seres humanos, sean lo que sean, por alguna razón valen mucho.

Autor:  amanecer25 [ 27 Jun 2015, 02:40 ]
Asunto:  Re: ¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?

Citar:
No digo que no haya diferencia entre un objeto y un ser humano, pues que la hay, la hay.
Pero, específicamente, ¿cuál es?


Siguiendo la línea de tus ejemplos, lo que se me ocurre es que el esposo/novio siente celos de que "su" esposa sea cortejada (según lo que le digan, porque no siempre salen cosas lindas de la boca de los sujetos en cuestión, sino cosas muy groseras y ofensivas). Recalqué el "su" con comilllas porque creo que se establece un sentimiento de posesión o exclusividad respecto de la pareja. Es decir, hay ciertas cosas que solo se tienen que dar entre el esposo y la esposa, y un tercero no es bienvenido, y su intervención se considera no grata (por decir algo).

También hay que ver cómo le cae el piropo o comentario del tercero a la esposa, más allá de la reacción del esposo. Es decir, supongamos que un fulano me grita en la calle "Ay, mamita, cómo me gustaría... -lo que sea-" y yo estoy acompañada por mi esposo, yo misma soy capaz de enfurecerme y gritarle algo, porque aborrezco esas actitudes. Me parecen groseras. Y mi esposo bien podría enfadarse por los mismos motivos que yo, y no por la cuestión posesiva o de invasión de la privacidad que mencioné arriba.

Y este mismo escenario bien podría darse no solo entre esposos, también entre hermanos, entre amigos, entre compañeros de trabajo... En suma, creo que en cada contexto pueden significar cosas distintas, pero no siempre tiene que ver con un sentimiento de posesión respecto al otro. Uno puede sentirse enojado o molesto simplemente por la intromisión de ese otro, o por cuestiones de educación (considerarlo fuera de lugar), y otras cosas más.



Citar:
¿Qué hace, para fines prácticos, que un objeto en esta situación difiera de un ser humano?

-Amas a tu esposa... y amas a tu cepillo de dientes por alguna razón (quizá es de oro).
-El cepillo no te ama a tí.... como tu esposa quizá tampoco te ame.
-El cepillo es algo muy tuyo, algo muy personal... igual que tu esposa.
-Que usaran tu cepillo sería una porquería y no lo volverías a usar... igual que la esposa.
-Que utilicen tu cepillo sin tu permiso SÍ da enojo... igual que la esposa.
-Pero que te elogien lo bello de tu cepillo de oro y te digan que lo quieren no te causa enojo, sino halago... mientras que si te dicen tal cosa sobre tu esposa te hierve la sangre... ¿por qué es diferente?

Es cuestión que va de la mano co el hecho de que, cuando a alguien le elogias porque tiene unos bonitos zapatos, no pasa nada... pero si le elogias sus bonitos “ojos”... o se ofende, o quiere casa propia.


Me cuesta un poco seguirte, porque das demasiados ejemplos, pero creo haber captado la esencia de tu pregunta.
Citar:
¿Qué hace, para fines prácticos, que un objeto en esta situación difiera de un ser humano?


Simplemente el hecho de que es un ser vivo, con sentimientos, con el cual forjamos un vínculo emocional y por lo tanto hay muchas emociones en juego, tanto entre la pareja en sí, como cuando factores externos intervienen (llámese un tercero o cualquier cosa que parezca interferir en el normal curso de la relación). Convengamos también que no todos reaccionan así. Hay gente que no le da tanta importancia (o nula) a este tipo de cuestiones. Imagínense una pareja de actores muy conocida. Si cada uno se pusiera como loco cuando alguien dice algo de su esposo/esposa, no durarían juntos ni dos minutos. Por eso me parece que hay que ser capaces de entender que no todo el mundo reacciona igual ante una misma situación, y que si ocurre algo como lo que describiste con tantos ejemplos, habría que analizar qué le pasa a esa persona que se pone tan fuera de sí cuando alguien habla de su esposa.

Autor:  neoclasic [ 27 Jun 2015, 02:53 ]
Asunto:  Re: ¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?

Ewigkeit escribió:
No digo que no haya diferencia entre un objeto y un ser humano, pues que la hay, la hay.
Pero, específicamente, ¿cuál es?, porque decir: "Pues nunca va a ser lo mismo con un objeto que con un ser humano", o: "¡Ay, pues cómo va a ser lo mismo!, ¡es obvio!" no hace sino redundar, pues no da una razón, sino un motivo (una razón se basa en lo que se sabe, un motivo en lo que se siente).
Si las razones son tan obvias, ¿cuáles son? Porque de que son obvias, son obvias.
Los seres humanos, sean lo que sean, por alguna razón valen mucho.


Ewigkeit, ese tipo de cuestiones son de naturaleza filosofica, no de relaciones de pareja. Es decir, para abordar tu pregunta no es suficiente asumir el contexto de las parejas, es necesario algo más amplio.

Dicho lo anterior, muevo el hilo a Filosofía.

Una vez aceptamos que la pregunta en la sección correcta, procedemos a intentar una respuesta.

Primero, el universo es el lugar donde están las cosas que existen. Luego, todo lo que nos rodea está en el universo. De allí concluimos -quizás con un poco de riesgo- que las cosas que nos rodean existen y que lo que existe son cosas. Sin ofensa para aquellos objetos que tienen capacidad de ofenderse, como las personas.

Segundo, algunos objetos son muy simples -cosas nomás- y otros son complejos. Algunos tienen complejidad suficiente como para encarnar cualidades mucho muy complejas, como la inteligencia y las emociones. Las personas tenemos emociones e inteligencia, pero seguimos siendo habitantes de este universo, seguimos siendo objetos materiales y seguimos siendo producto del mítico polvo... polvo al que estamos condenamos a volver algún día.

Tercero, la teoría del valor está aún en pañales. No tenemos un marco estricto y preciso de lo que representa el valor o de como calcularlo. A lo más, lo que hemos llegado a convenir es que los objetos valen (y las personas en extensión) en función de cuan preciosas sean para uno. De cuan dificiles son de conseguir o de reemplazar. Un esposo es complicado de conseguir, una esposa también. ¿Un cepillo de dientes? Usualmente es trivial. Se concluye por tanto que las personas que ejercen roles importantes en nuestras vidas (padres, esposos, hijos) son valiosos pues son el producto de mucho esfuerzo, son muy difíciles de reemplazar y en definitiva son preciosos para nosotros. Tanto estéticamente como en el sentido de precio.

Cuarto, si a una persona, sobre todo una que interviene en tu vida con un rol precioso, como el de esposa, la comparas con un cepillo de dientes, estarás desconociendo el valor increíble que ese objeto -llamado persona- tiene o que DEBERÍA TENER, sobro todo si has elegido pasar tu vida junto a ella. Con esto en mente por lo tanto, no es aceptable que coloques cepillos de dientes y personas en la misma categoría. Es grosero, es injusto, es incorrecto.

Espero haber respondido tu duda con claridad.

Autor:  Ewigkeit [ 27 Jun 2015, 06:28 ]
Asunto:  Re: ¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?

amanecer25, me gustan tus comentarios :D , porque buscan seguir el hilo de la idea y realmente entender el pensamiento de fondo.

Tan es así, que has sido capaz reducir toda aquella bola de ejemplos a esto (que es la esencia de la cuestión):

amanecer25 escribió:
No siempre tiene que ver con un sentimiento de posesión respecto al otro.


Todo lo que explicaste da respuesta al porqué se enojaría el esposo/esposa, entre los muchos factores COMPRENSIBLES que también están envueltos en causar el disgusto del "poseedor" (él le pertenece exclusivamente a ella, como ella a él), tales como el perjuicio a la dignidad de la persona.

Sin embargo, eso es fácil de comprender, pero si uno se enfoca EXCLUSIVAMENTE en el porqué de ese SENTIMIENTO DE POSESIÓN tan fuerte que causa no un disgusto por la ofensa a la persona "piropeada", sino meros CELOS y un golpe a ese SENTIMIENTO DE POSESIÓN... ESO es otro asunto, cuyo "POR QUÉ" es quizá más complejo de precisar, por cuanto se trata de una actitud que, en muchos otros contextos, es bastante infantil, ese sentimiento de:

"No, no, no, porque es MÍO!!! MÍO y de nadie más!!! Me oiste? Es MÍÍÍÍOOO!!!! No puedes siquiera pensar en querer tenerlo, porque es MÍÍÍÍÍOOOOO!!!!, No te lo presto!!!!! :x :x :x :x "

Ahora bien, no digo que sea malo que se sienta eso por la persona amada, después de todo, pues es cierto, es tu espos@ y eso es algo que no se comparte con nadie. Centrándose únicamente en el sentimiento de posesión (gracias, amanecer25, por haberle puesto nombre :wink: ), ¿cómo se explicaría el "por qué" de ese sentimiento? ¿por qué es tan FUERTE cuando se trata de la pareja (dejando de lado todos esos factores que ya amanecer25 mencionó, y otros similares, que, si bien son paralelos, también son externos, y, por lo tanto, queriendo centrarse en el sentimiento de posesión, son además ajenos, no a ser tomados en cuenta por ahora)

Por otro lado:

neoclasic escribió:
Espero haber respondido tu duda con claridad.


Quisiera puntualizar que no se trata de ninguna duda qué aclarar, sino sólo de un simple, insignificante, y mero tema del qué hablar, solo estamos platicando, no buscando la respuesta a "las grandes cuestiones de la vida" :wink:

De todos modos, "casi" todo (y pongo el casi solo por dar cabida a aquello que quizás exista pero que esté pasando por alto con decir esto) lo que el hombre sabe, no lo sabe porque realmente lo sepa, sino que su conocimiento se alimenta de teorías y de suposiciones, salvo aquello que conoce porque alguien que EN VERDAD ya lo sabía, se lo dijo, con lo que, de la ignorancia del hombre, no puede salir sino más ignorancia todavía, porque nuestra ignorancia es un enorme hoyo, que tapamos con la tierra que obtenemos haciendo otro hoyo en otro lado, el cual tapamos haciendo más hoyos en otro lado

El hombre no puede crear respuestas, sino que sólo más preguntas, porque cada vez que medio trata de contestar una pregunta, destapa hoyos que crean otras más. De lo que el hombre abunda es de ignorancia, no de sabiduría ni de conocimiento que le permita hallar respuestas basadas en conocimiento, todas sus respuestas son a base de ignorancia.

neoclasic escribió:
¿Un cepillo de dientes? Usualmente es trivial. [...] Con esto en mente por lo tanto, no es aceptable que coloques cepillos de dientes y personas en la misma categoría. Es grosero, es injusto, es incorrecto.


Por eso mencionaba un cepillo DE ORO... y por más que fuese:

-Valioso (por ser de oro, caro y difícil de conseguir)
-Amado (por que el dueño le tiene afecto personal, quizá por ser regalo de un ser muy querido)
-Personal (porque solo él se lo puede meter por la boca, y nadie más)

Y aunque se atribuyan todos los tipos de apego que se pueden tener por una parej@, aunque se le atribuyan todos al cepillo, JAMÁS causará que el dueño sienta "celos" por el cepillo..., jamás causará que sienta herido su "sentimiento de posesión" por el cepillo el que alguien le diga que es muy bonito, o que quisiera tenerlo. ¿Por qué no logra el cepillo despertar esos sentimientos?

Quizá, que porque no es un ser vivo... ¿y si fuera un perro?, ¿tampoco?
Quizá no, que porque no es humano... ¿y si fuera un(a) amig@?, ¿tampoco?
Quizá no, que porque aunque es su amig@, no es suy@ realmente...

...¿y qué tal si ese/a persona es tu novi@ o espos@?
Ah... allí sí, porque hay algo romántico o sexual.

¿Significa que si alguien es zoofilico sentirá celos o verá herido su sentimiento de propiedad cuando le digan que tiene una mascota muy linda y que en cuanto la vende? ¿O sentirá el fetichista herido su sentimiento de propiedad si le preguntan lo mismo sobre su dildo o su objeto preferido? ¿Sentirán esas personas eso por cosas otras que no son seres humanos?

Ah, por cierto:

neoclasic escribió:
no es aceptable que coloques cepillos de dientes y personas en la misma categoría. Es grosero, es injusto, es incorrecto.


Vista la cuestión de fondo, creo que ya queda claro por qué se está comparando objetos a seres humanos, lo cual no es ni inaceptable, ni grosero, ni injusto ni incorrecto.
No es cosa del diablo, sino de entenderse bien. De todos modos, si en algún lugar he visto tantas veces a gente predicar que "no podemos decir que algo es correcto o qué es incorrecto, o que si algo es bueno o es malo", ha sido aquí en este foro, ¿qué paso con esas ideas tan liberales? ¿Ya cambiaron también durante mi larga ausencia? :lol:

neoclasic escribió:
Ewigkeit, ese tipo de cuestiones son de naturaleza filosofica, no de relaciones de pareja. Es decir, para abordar tu pregunta no es suficiente asumir el contexto de las parejas, es necesario algo más amplio. Dicho lo anterior, muevo el hilo a Filosofía.


Está bien :wink: pero me parece que te la vas a tener qué pasar moviendo mis hilos por un rato (ni que fuera Pinocho :lol: ), hasta que aprenda a captar dónde te gusta a tí que coloque cada tema. Mientras tanto, mil disculpas, ¿si? Gracias.

Autor:  silouh [ 27 Jun 2015, 10:52 ]
Asunto:  Re: ¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?

La esposa, ewi, tiene boca. Voluntad propia. Hay que ver qué opina ella del "préstamo" :mrgreen: ¿Por eso se cabrea tanto el marido, ¿por si dice que sí? A fin de cuentas sólo él decide si presta o no su cepillo de dientes, pero no puede decidir si presta o no a su mujer porque eso depende exclusivamente de ella :mrgreen:

Autor:  neoclasic [ 27 Jun 2015, 16:28 ]
Asunto:  Re: ¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?

Ewigkeit escribió:
neoclasic escribió:
Ewigkeit, ese tipo de cuestiones son de naturaleza filosofica, no de relaciones de pareja. Es decir, para abordar tu pregunta no es suficiente asumir el contexto de las parejas, es necesario algo más amplio. Dicho lo anterior, muevo el hilo a Filosofía.


Está bien :wink: pero me parece que te la vas a tener qué pasar moviendo mis hilos por un rato (ni que fuera Pinocho :lol: ), hasta que aprenda a captar dónde te gusta a tí que coloque cada tema. Mientras tanto, mil disculpas, ¿si? Gracias.


No hay problema, para eso estoy.

La regla que debes recordar es que los hilos tienen un cierto humor o tono, y si el tono es conflictivo o requiere de pensar fuera de la caja para poder entenderlos, lo mejor es colocarlos en secciones como Controvertidos o Filosofía.

Autor:  Blacki [ 27 Jun 2015, 17:41 ]
Asunto:  Re: ¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?

Si un individuo "piropeara" de esas maneras a mi pareja me molestaría (y seguramente a ella también) por diversos motivos, he aquí algunos: algunas frases denigran a la persona como si su voluntad o consentimiento fueran ignorables; me parece una falta de respeto hacia la relación con mi novia; que la traten como si fuera una posesión mía, que podría prestar o algo.

Sin embargo, soy liberal y no me importa que tenga sexo con otras personas siempre y claro no afecten a nuestro vínculo (creo que nunca me ha sucedido, pero es lo que pienso). La diferencía con lo anterior, al ser liberales y llegar a un acuerdo, se pone en marcha nuestra iniciativa y no la de un tercero interesado. Ahí el respeto es fundamental. :mrgreen:

Autor:  Ewigkeit [ 28 Jun 2015, 06:59 ]
Asunto:  Re: ¿EN QUÉ (NO) SE PARECE UNA PERSONA A UN CEPILLO DENTAL?

Blacki escribió:
algunas frases denigran a la persona como si su voluntad o consentimiento fueran ignorables; me parece una falta de respeto hacia la relación con mi novia; que la traten como si fuera una posesión mía, que podría prestar o algo.


Lo de la ofensa a la dignidad, como se trata aquí del herir el "sentimiento de propiedad/posesión", debe dejarse fuera (son factores externos), pero lo de la "relación" que se ve ofendida... me parece interesante haber llegado a saber, no me acuerdo dónde, que algunos zoofílicos y uno que otro fetichista sí sienten una especie de "celos" cuando alguien que no sea ellos toca a su mascota o a su fetiche.

silouh escribió:
La esposa, ewi, tiene boca. Voluntad propia. Hay que ver qué opina ella del "préstamo" :mrgreen: ¿Por eso se cabrea tanto el marido, ¿por si dice que sí? A fin de cuentas sólo él decide si presta o no su cepillo de dientes, pero no puede decidir si presta o no a su mujer porque eso depende exclusivamente de ella :mrgreen:


Será también por eso.

Página 1 de 1 Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]
Powered by phpBB® Forum Software © phpBB Group
https://www.phpbb.com/