Cosas a saber antes de hablar de asexualidad

De AsexualpediA
Saltar a: navegación, buscar

Lo esencial, para comenzar, es: ¿Qué es ser asexual? Asexual es la persona que no experimenta atracción sexual hacia otras personas.

No es lo mismo que ser célibe, ni lo mismo que ser asexuado o antisexual. No implica necesariamente no tener libido o no practicar sexo o no poder sentir excitación o no poder enamorarse o no tener pasiones o no sentir deseo. En la comunidad asexual se considera una orientación sexual, hacia ningún género o sexo, o la falta de orientación sexual, siendo ésta referida sólo a la atracción sexual ya que la orientación romántica de cada persona no tiene por qué coincidir con la sexual.

Para que todo esto quede claro explicaremos, en primer lugar, el abecedario sexual de AVENes, en segundo lugar, las posturas hacia el sexo, en tercer lugar, los tipos de atracción y de orientaciones y en último lugar, el triángulo de AVEN.


Abecedario sexual de AVENes

El Abecedario sexual de AVENes desglosa diferentes componentes de la sexualidad que conviene diferenciar aunque puedan darse interconectados entre sí:

La A de atracción, con la B intercalada tenemos libido (que por cierto es una palabra llana sin tilde y se pronuncia libido, no líbido y es femenina, la libido), con la C tenemos comportamiento, con la E, excitación y con la F, fantasía.

  • La atracción, sexual en este caso, es una sensación, un sentir que causa desear contacto con una persona específica, y remarcamos este "específica" porque es importante. También remarcamos que es una sensación o algo que se siente. La atracción está relacionada con la preferencia, el gusto por algo. Ante una elección se prefiere, se siente atracción, por alguna opción.
  • La libido, impulso o pulsión sexual es el deseo de sentir placer sexual. Ese placer sexual incluiría cosas como la estimulación de zonas erógenas, que puede hacerse por uno mismo, o la estimulación mental. Esta libido, no tiene por qué dirigirse hacia otra persona. Es una necesidad fisiológica de quien la experimenta, una pulsión que te provocan las hormonas.
  • Comportamiento: es la acción. Lo que se hace. Comportamiento sexual es la masturbación o el coito, por ejemplo.
  • El deseo sexual es un término muy complicado porque se usa con diferentes acepciones en la sociedad. Pero vamos a explicar aquí la definición de AVEN:

El deseo sexual es querer tener sexo con alguien. Y este deseo no tiene por qué ser por atracción sexual o por libido, puede ser por diferentes motivos.

El deseo sexual se divide en deseo sexual primario, que es el deseo de participar en la actividad sexual a los efectos de placer personal ya sea físico, emocional o ambos.

Y deseo sexual secundario, que es querer participar en una actividad sexual por razones distintas al placer, por ejemplo, por satisfacer a la otra persona involucrada, tener hijos, experimentar o curiosidad, etcétera.

  • La excitación es la respuesta fisiológica del cuerpo ante una situación o determinados estímulos. No implica necesariamente atracción o deseo sexual. Por ejemplo, erección, lubricación o irrigación sanguínea.
  • Y, finalmente, la fantasía: son pensamientos, imaginación, ideas, ensoñaciones, sueños.... Las fantasías sexuales tienen un contenido de intimidad física sexual o de reacciones sexuales.


Como dijimos, asexual es la persona que no experimenta atracción sexual, punto, lo que quiere decir que un asexual puede tener libido, puede tener comportamientos sexuales, puede tener deseo sexual, puede sentir excitación y puede tener fantasías y seguirá siendo asexual, aunque así sea.

En 2011 se hizo un estudio titulado Excitación psicológica y subjetiva en mujeres autoidentificadas como asexuales, conducidos por Lori Brotto y Morag Yule, que estudian la asexualidad. Participaron en este estudio 10 mujeres autoidentificadas como heterosexuales, 10 como bisexuales, 11 como homosexuales y 7 como asexuales. Llevaron a las mujeres a su laboratorio y les mostraron películas eróticas y midieron su excitación sexual con el cambio en el flujo sanguíneo mientras visualizaban la película erótica. Las mujeres autoidentificadas como asexuales tuvieron el mismo incremento en la excitación sexual fisiológica que el resto de mujeres. Cuando se les preguntó a las mujeres asexuales si se habían sentido atraídas sexualmente hacia las personas de las películas o si ellas se habían sentido sexualmente atractivas mientras veían las películas eróticas, la respuesta fue que no. Su cuerpo responde como un reflejo pero su cerebro no. Esto les llevó a la conclusión de que la asexualidad no es un trastorno de la excitación sexual y entra dentro de nuestro concepto de orientación sexual. Podría darse que un asexual en la interacción sexual con otra persona no se excite.


En cuanto al comportamiento, el celibato se refiere a este comportamiento y no a la atracción. Un célibe puede sentir atracción sexual pero decide no actuar sobre ella. Al asexual no le atrae el otro pero puede practicar sexo perfectamente.


Posturas hacia el sexo

Hay que diferenciar entre orientación sexual, que indica los géneros o sexos hacia la que se dirige tu atracción sexual, y otras cosas. En AVEN no se incluye dentro de la orientación sexual la atracción romántica y otros tipos de atracción, incluye exclusivamente la sexual.

Diferente de la orientación sexual son la opinión general que uno tiene sobre el sexo, la sensación personal ante el sexo y, por último, el comportamiento sexual.


Opinión general sobre el sexo en la sociedad

Las personas asexuales, como cualquier otra, pueden y a menudo tienen un parecer sobre el sexo y sobre la actividad sexual. En general, las que vamos a enumerar pero puede haber más:

  • El Sexopositivo, prosexual o prosexo ve todas las formas y expresiones de la sexualidad como fuerzas potencialmente positivas siempre y cuando se mantengan consensuadas.

Afirma la importancia de la libertad de todos a participar (o no) en cualquier actividad sexual, dando énfasis sobre los aspectos del consenso, la seguridad y la educación sexual.

  • Indiferente: opinión que puede parecer similar a la del sexopositivo, con una actitud general del tipo: “no me interesa lo que hacen los demás” pero menos focalizada sobre la afirmación de los derechos y las libertades de las personas en materia de sexo.
  • Sexonegativo: opinión de quien tiene una idea negativa del sexo, que podría ser visto, por ejemplo, como malo, pecaminoso o sucio o, en general, demasiado enfatizado

en la sociedad actual y por el contrario, normalmente, viene dado un alto valor al celibato o a la castidad.

  • Antisexual: postura que puede parecer similar al sexonegativo pero que pertenece a aquellas personas que no sólo tienen un parecer peor del sexo,

sino que ven a las personas sexualmente activas (y/o sexualmente atraídas) como inferiores por esto. Las personas sexualmente activas podrían ser descritas como más parecidas a los animales para ellos.

AVEN en su wiki en inglés establece como equivalentes los términos antisexual y sexonegativo, como la creencia de que la sexualidad es algo malo o que podría ser evitado.


Dicho lo cual: No todos los asexuales son antisexuales o sexonegativos. De hecho AVEN (que es la comunidad más grande de asexuales en internet) sigue una línea sexopositiva. Y hay alosexuales, que son las personas que experimentan atracción sexual con regularidad, que son antisexuales o sexonegativos. Es importante diferenciar cada aspecto.


Sensación que tienen las personas ante la práctica o la idea de la práctica del sexo

Esto también es para personas de cualquier orientación sexual.

  • Las personas pueden sentir repulsión ante el sexo o la idea del sexo o de alguna práctica en concreto o por algo relativo al sexo. A las personas que sienten repulsión general ante el sexo las llamamos sexo-repelidas.
  • También se puede sentir indiferencia (Este indiferente es diferente del visto en el punto anterior). Algunos asexuales son indiferentes a la idea de sí mismos en relación con el sexo, les da un poco igual hacerlo o no, en el sentido de que si su pareja quisiera practicar sexo no tendrían problema en aceptar, aunque podrían también fácilmente vivir sin practicar sexo nunca si no fuera por las “peticiones”. A ellos no les gusta particularmente.
  • Por último, la sensación ante el sexo puede ser favorable. A algunos asexuales les gusta participar en la actividad sexual por diferentes razones,

algunas muy comunes: para complacer a la pareja, o porque les gusta el placer físico o, por otro lado, la intimidad emotiva con la pareja que reciben del sexo... Este grupo de asexuales es probablemente menos conocido y menos discutido, también porque es más común discutir de algo de lo que se siente necesidad de hablar o que nos mete en dificultades, en lugar de algo con lo que no tenemos ningún problema en absoluto.


Comportamiento sexual

Se puede ser, cualquiera que sea tu orientación sexual:

  • Sexualmente activo en la sexualidad compartida, es decir, actualmente activo con uno o más compañeros sexuales.
  • Puede estarse disponible: actualmente no activo, pero de acuerdo con la participación en la actividad sexual con la persona o personas que decida.
  • O se puede estar no disponible: no haber tenido nunca relaciones sexuales o haber sido activo en el pasado. Son personas que deciden no tener relaciones sexuales (nunca o de nuevo), por un motivo u otro.

Pueden darse todas las combinaciones posibles entre orientación-opinión-sensación-comportamiento en la persona.

Es muy importante diferenciar todo esto. Estamos cansados de leer en la prensa y otros artículos y escuchar a la gente como confunden la asexualidad con el comportamiento, o con la opinión general que se tiene sobre el sexo o con la sensación ante el sexo, o como confunden los diferentes componentes de la sexualidad mencionados en el primer punto y hablan de los asexuales como carentes de libido en general, por ejemplo y etcétera.

La asexualidad es que te sientes como si fueras homosexual en cuanto atracción sexual con las personas del sexo o género opuesto y heterosexual con las personas del mismo sexo o género. Un homosexual puede llegar a disfrutar del sexo con alguien de su sexo contrario y no por ello convertirse en bisexual.


Tipos de atracción

Atracción sexual: es una sensación/un sentir que causa desear contacto sexual con otra persona concreta.

Atracción romántica: Es enamorarse de alguien o tener sentimientos de enamoramiento. Es el sentimiento que causa a las persona desear una relación romántica con otra persona específica.

En el caso de los acoirrománticos, sentirían esta atracción aunque no deseen culminarla en una relación romántica, como dice la definición.

Atracción estética: Apreciar la apariencia de alguien. Algunos asexuales reconocen una atracción hacia otras personas que no está unida a ningún deseo hacia ellas, ni sexual ni romántico. Como el deseo de seguir escuchando una buena canción o contemplando un precioso atardecer.

Atracción sensual o sensorial táctil: Cuando uno quiere con una o varias personas específicas abrazarse, besos, caricias, darse la mano, dar o recibir un masaje u otras estimulaciones sensoriales del tacto (sin connotación sexual). El punto o el momento en que un gesto de estos pasa de ser sensual a ser sexual o romántico depende de como lo sienta la persona o del significado que para él/ella o elle tenga.

Existen más tipos de atracciones como la atracción intelectual, el arrobamiento, la atracción de amigo o la atracción social. Ver: Tipos de atracción.

Cada tipo de atracción define cada tipo de orientación: orientación sexual, orientación romántica, orientación estética... y en una misma persona cada orientación se puede orientar de diferente manera. Hasta existen las personas con orientaciones cruzadas, como se puso de manifiesto en la encuesta de AVEN internacional de 2014, es decir: heterosexuales homorrománticos y homosexuales heterorrománticos. Y se pueden dar todas las combinaciones posibles: bisexual homorromántico, asexual panromántico, heterosexual arromántico, etc.

Un arromántico es una persona que no experimenta atracción romántica y el arromántico puede tener cualquier orientación sexual.

Este modelo muestra más la realidad de las personas y no simplifica tanto como la sociedad, que cuando dice homosexual, por ejemplo, se piensa que la persona tiene que enamorarse necesariamente de personas del mismo sexo y sentir atracción sexual hacia ellas con regularidad y que se dan otros componentes siempre en el encasillamiento/etiqueta. Y esto no tiene por qué ser así.


Triángulo de AVEN

Draft lens13366671 1284351102asexual triangle.jpg

Este triángulo es una ilustración que ayuda muy bien a entender la diversidad sexual. Es un triángulo invertido en la parte de arriba comienza con el color blanco y poco a poco ese blanco, conforme descendemos, se va tornando en gris que va oscureciéndose en un gradiente hasta culminar con el negro.

La horizontal del triángulo muestra la Escala de Kinsey, cuanto más a la derecha se está, en mayor porcentaje se siente atracción hacia personas del sexo o género opuesto y cuanto más a la izquierda, más atracción hacia personas del mismo género o sexo. Esto sigue la numeración que el doctor Kinsey estableció a mitad del siglo XX al realizar la escala. Habría un triángulo diferente por persona por cada tipo de orientación. Vamos a centrarnos ahora en la atracción sexual.

Los puntos de la mitad vertical del triángulo simbolizaría la bisexualidad y, nosotros podríamos decir que la pansexualidad, concepto aque no existía en la época de Kinsey. Esta escala solo tiene un problema: que hay personas que por su identidad de género hace que sea difícil determinar cuales serían las personas del género o sexo opuesto. Por ejemplo, personas trans, intergénero, etcétera. Por ello se ha creado en el seno de AVENes un diamante, que es una adaptación del Triángulo de AVEN pero que representa también la diversidad de identidades sexuales y hace ver más claramente que la orientación romántica y la sexual se representan con triángulos distintos. Ver: Triángulo de AVEN


Resumiendo, los movimientos en la horizontal del triángulo muestran la orientación hacia género o sexo de una persona.

La vertical muestra la intensidad, frecuencia o duración de la atracción sexual en una graduación. Así, cuando comienza el gris comienza la grisexualidad. Pero la grisexualidad no es una orientación sexual, no indica hacia qué género o sexo se dirige tu atracción sino que muestra como son tus niveles de atracción, que tu atracción sólo se activa bajo determinadas o específicas circunstancias u ocasiones. Así, es una condición o identidad sexual.


Los grisexuales y gris-asexuales no acaban de verse como los alosexuales, que representan el blanco, que son las personas que sienten atracción sexual con regularidad. Para poner algunos ejemplos, hay personas que sólo sienten atracción sexual por cuestiones de correspondencia, de reciprocidad, porque haya reciprocidad a nivel de sentimientos románticos, o de atracción sexual, o por que no haya reciprocidad. Otros sólo experimentan atracción sexual hacia desconocidos, en otros casos no. Existen términos que definen cada tipo de estos de grisexual. Hay otros que sólo experimentan atracción sexual cuando un vínculo emocional fuerte se ha formado, esto es la demisexualidad. O sea, que la demisexualidad es un tipo de grisexualidad pero no es una orientación sexual. Uno diría: "Soy gris-heterosexual", por ejemplo, o soy "demi-homosexual", y es el homosexual u heterosexual lo que es la orientación pero el "demi" o "gris" indica algo más allá que hace que no se te considere dentro de lo que la sociedad esperaría de ti. Las circunstancias específicas pueden ser muchísimas circunstancias que se te puedan ocurrir. El caso es que solo dándose ese requisito exacto la persona va a sentir atracción sexual.

En la punta inferior del triángulo estaría la asexualidad, que Kinsey clasificó con la letra X y es el color negro. Estos colores aparecen en la bandera asexual significando lo mismo.


Los grises muy oscuros y el negro serían el espectro asexual. Hay grisexuales que están muy cerca de la alosexualidad y no estarían en este espectro pero hay otros que se pueden denominar gris-asexuales, que al igual han sentido atracción tan pocas veces en su vida, tan excepcionalmente, que se sienten muy cerca de ser asexuales. Imagínate, por ejemplo, alguien que tenga 30 años y haya tenido varias parejas y se haya enamorado y todo pero no haya sentido atracción sexual salvo en tres ocasiones breves que recuerde. No es que sea incapaz totalmente de sentir atracción sexual sino que es sumamente difícil que ocurra. Y al igual cuando ocurre es con menor intensidad a como lo siente un alosexual, o dura poco tiempo. Por ello, se identifica con la asexualidad.



Los demisexuales que se identifican con el espectro asexual suele ser, por ejemplo:

- porque nunca han sentido atracción sexual y nunca han formado un vínculo emocional que crean suficientemente fuerte como para que surja la atracción pero consideran que si lo formaran podrían sentirla, es como un potencial que se ven, aunque nunca haya ocurrido.

- otro motivo es que sí han formado este vínculo y han sentido esta atracción pero esta no ha sido duradera en el tiempo, llegado un momento dejan de sentirse atraídos por la otra persona.

- o algunos sienten con poca intensidad la atracción, tan poca que no saben muy bien si lo que están sintiendo es atracción sexual o simplemente que disfrutan del sexo algunas veces o que lo toleran pero no están seguros de si les atrae sexualmente su pareja porque no saben del todo que es sentir eso, ya que no se han visto en la piel de un alosexual.

- o que han sentido la conexión emocional fuerte varias veces pero solo con una de esas conexiones sintieron la atracción sexual hacia el otro.

- o que les lleva demasiados años de relación con otra persona hasta alcanzar la atracción sexual.

Algo hay ahí que les hace sentirse identificados con los asexuales. No es todo como la sociedad espera de ellos.

Otros demisexuales o grisexuales sí están más claramente orientados y no tienen problema y no se les ocurre aparecer por la comunidad asexual porque su tonalidad está cerca del blanco. Por ejemplo, un fraisexual que sienta atracción por muchos desconocidos difícilmente se sentiría identificado con un asexual y sería prácticamente alosexual, salvo por el caso de que no podría sentir atracción sexual por personas con las que cree una conexión emocional.

Recomendamos leer las diferentes entradas de esta AVENwiki para saber más.

Redactado por Ene.

Ver también