Las personas (asexuales) y el sexo

De AsexualpediA
Saltar a: navegación, buscar

En general, existen una difereecia entre tres niveles diferentes en las personas de cualquier orientación sexual, incluidos asexuales:

1. Opinión general sobre el sexo (sexo como concepto de la sociedad, en una determinada cultura)

2. Sensación personal ante la práctica o la idea de la práctica del sexo

3. Comportamiento sexual

Recordemos que estas tres cosas no tienen que ver con la orientación sexual, sobre a qué género se orienta tu atracción sexual.


1. Opinión general sobre el sexo en la sociedad

Las personas asexuales, como cualquier otra, pueden y a menudo tienen un parecer sobre el sexo y sobre la actividad sexual en la sociedad o cultura. En general las siguientes, aunque puede haber más.


  • Sexopositivo: opinión que refleja, en general, aquella del movimiento sexo-positivo, con la afirmación de la importancia de la libertad de todos a participar (o no) en cualquier actividad sexual, con un particular énfasis sobre el aspecto del consenso y la seguridad.
  • Indiferente: opinión que puede parecer similar al sexopositivo, con una actitud general del tipo: “No me interesa lo que hacen los demás”, pero menos focalizada sobre la afirmación de los derechos y las libertades de las personas en materia de sexo.
  • Sexonegativo: opinión de quien tiene una idea negativa del sexo, que podría ser visto, por ejemplo, como malo, pecaminoso o sucio o, en general, demasiado enfatizado en la sociedad actual. Y por el contrario, normalmente, viene dado un alto valor al celibato o a la castidad.
  • Antisexual: postura que puede parecer similar al sexo-negativo, pero que pertenece a aquellas personas que no sólo tienen un parecer peor del sexo, sino que ven a las personas sexualmente activas (y/o sexualmente atraídas) como inferiores por esto. Las personas sexualmente activas podrían ser descritas como más parecidas a los animales.

Sexonegativo y antisexual pueden establecerse como sinónimos, como la creencia de que el sexo es algo malo o que podría ser evitado.


2. Sensación personal ante la práctica o la idea de la práctica del sexo

Las personas asexuales, de nuevo como cualquiera, también tienen que enfrentarse con el sexo y las actividades sexuales en su vida personal, no sólo con respecto a la conducta sexual, de la que hablaremos en breve, sino también como una postura personal respecto a sí mismos y del sexo. En general, las siguientes, aunque pueden haber más:

  • Repulsión: algunas personas sienten repulsión por todo aquello en relación al sexo, por alguna actividad sexual y/o por alguna cosa relativa al sexo. Algunos ejemplos podrían ser: los genitales, los fluidos corporales, los olores o ruidos. Esto no es sólo válido para los asexuales, sino también para alosexuales. Muchas personas alosexuales experimentan repulsión por alguna cosa específica o por alguna actividad sexual (oral, anal u otro), y es posible que algunos alosexuales puedan también sentir repulsión por el sexo en su conjunto, lo que puede crear un conflicto con su atracción.
  • Indiferencia: algunos asexuales son indiferentes a la idea de sí mismos en relación con el sexo y, en general, describen su postura como “lo tomas o lo dejas”, en el sentido de que si su pareja quisiera practicar sexo, no tendrían problema de repulsión a aceptar, aunque podrían también fácilmente vivir sin practicar nunca sexo si no fuera por las “peticiones”, propio de que a ellos no les gusta particularmente.
  • Placer o disfrute (por falta di una palabra mejor)/Favorable: a algunos asexuales les gusta participar en la actividad sexual por diferentes razones, algunas muy comunes: para complacer a la propia pareja, o porque les gusta el placer físico o, por otro lado, la intimidad emotiva con la pareja que reciben del sexo. Este grupo de asexuales es probablemente menos conocido y menos discutido, también porque es más común discutir de algo de lo que se siente necesidad de hablar o que nos mete en dificultades, en lugar de algo con lo que no tenemos ningún problema en absoluto.


3. Comportamiento sexual

Los dos párrafos precedentes no explican aún como las personas (asexuales) se comportan en su vida sexual. La gente puede ser, en general:

  • Sexualmente activo en la sexualidad compartida: actualmente activo con uno o más compañeros sexuales.
  • Disponible: actualmente no activa, pero de acuerdo con la participación en la actividad sexual con las personas que decidan.
  • No disponible: Virgen o activo en el pasado. Son personas que deciden no tener relaciones sexuales (nunca o de nuevo), por un motivo u otro.


Conclusión

Es importante entender que, mientras puede ser fácil trazar líneas entre algunas opiniones, actitudes, sensaciones y comportamientos, éstas no siempre coinciden con la realidad. Por ejemplo, sería fácil imaginar a una persona célibe sexonegativa y que sintiera repulsión, o una persona sexopositiva a la que le gusta el sexo y que es sexualmente activa o disponible. Pero la realidad demuestra que las situaciones de arriba pueden ser mezcladas en casi cualquier tipo de combinación posible. Por tanto, pueden haber personas célibes sexopositivas que sientan repulsión personal, personas sexonegativas (opinión) a quienes les guste personalmente el sexo (sensación) y que están sexualmente disponibles y quizás hasta personas antisexuales que experimenten repulsión y que son sexualmente activas, etc.

Obviamente, algunas opiniones chocan con algunas de las sensaciones y con algunos de los comportamientos pero esto no significa que no coexistan en algunas personas: significa sólo que, a estas personas, les causaran probablemente un poco de malestar, dolor, disgusto hacia sí mismos o problemas de autoestima.

Los asexuales no son al fin tan diferentes de los demás. Eso sí, podría ser más fácil encontrar un tipo de opiniones y/o sensaciones más que otras hablando con los asexuales, pero ninguna de ellas es exclusiva de los asexuales ni debería convertirse en un estereotipo.

Ver también