Reflexiones sobre la asexualidad

El pasado lunes tuvimos el gustazo de pasar la tarde con Martina González Veiga, psicosexóloga y responsable del centro gallego de sexología Con mucho gusto!. Martina tiene un pedazo de curriculum y una trayectoria muy interesante, pero en esta clase vino a contarnos de manera específica sobre la asexualidad, un tema acerca del que existe gran desconocimiento, incluso dentro de la propia sexología. Por eso hemos querido incluir formación en esta temática dentro de nuestro máster, y no podíamos contar con mejor persona que Martina para hacerlo puesto que ella es experta en este tema y así pudimos comprobarlo en su clase, en la que finalmente se excedió generosamente de tiempo porque tenía tanto que contarnos que era imposible resumirlo en unas pocas horas.  

Enlace

 

 

Historia de la Asexualidad

Las personas asexuales siempre hemos existido, pero solo en las últimas décadas hemos logrado encontrarnos y construir un sentido de identidad, así como una red de grupos de apoyo y activismo.  

Enlace

 

 

Qué es la demisexualidad, la atracción sexual más allá de lo físico

Entrevista a la Agrupación de Pluridades Asexuales (AgruPas). “Te das cuenta que sos demi cuando alguien que te parece hermoso no te atrapa en una conversación. Por ahí intentas una charla y no hay nada interesante o simplemente no conectas y ahí automáticamente perdés el interés en la otra persona”, contó Daniela, una joven de 23 años, a LM Neuquén.  

Enlace

 

 

Descubrimiento-12

Mi psicóloga fue la primera que me habló de la asexualidad, cuando yo tenía 27 años (PARENTESIS, antes de ella tuve al menos 5 psicologos que nunca me sirvieron para nada, ya que siempre trataron de identificar alguna represion, patología o vivencia traumática oculta, cuando nada de eso aplica en mi caso). Yo alguna vez había leído una nota en una revista, pero, como casi siempre, desinformaba mas de lo que informaba y no me identifiqué.

Continuar leyendo

Día a día - 4

No fue hace mucho que descubrí mi asexualidad, y aun la descubro todos los días, me doy cuenta que me encuentro rodeada de gente que hace referencia al sexo todo el tiempo, desde la familia hasta amigos.

Por obvias razones trato de evitar las charlas o cambiar de tema por el echo que no le he podido contar a nadie de esto. Recuerdo muy bien que comentando sobre los asexuales (sin hacer claras referencias a mí) con mi madre ella terminó diciendo: "Son gente muy triste entonces...", eso me quedó muy marcado, como si fuese una condición que no nos permitiera vivir felices, ¿pero tener sexo es ser feliz?

Continuar leyendo

Demisexual: el papel de las emociones en la atracción sexual

Cuando se habla de una persona demisexual es, en primer lugar, una derivación de la orientación asexual para referirse a todos aquellos que sólo pueden sentir atracción por las personas con las cuales desarrollan fuertes lazos emocionales y que suelen perdurar en el tiempo. 

Enlace

 

 

Descubrimiento-13

Comencé a tener algo de claridad sobre aquello que me preguntaba en mi adolescencia y juventud. ¿Porqué yo no tenía esa pulsión hacia el sexo opuesto?

Día a día - 5

En teoría soy mujer, biológicamente soy mujer aunque jamás me he identificado como tal ni con ningún género, simplemente me considero un ser humano y con ello me es más que suficiente, sin embargo, ante ojos del mundo soy una chica como las otras y lo peor de todo es que según dicen soy bastante atractiva, si bien mi cuerpo no es precisamente notable; mi tez es blanca, mis ojos son color verde oliva y estos se acentúan bastante ya que mis pestañas son largas, sin mencionar que también soy bastante inteligente y educada, no obstante, más que ser ventajas para alguien “AAA” (Agenero, Arromantico, Asexual) como yo es una molestia.

Continuar leyendo

Descubrimiento-11

Si bien hace bastante tiempo que escuché el término (hace unos 3 o 4 años al menos), no me reconocía cual tal en un principio, pero siempre me llamo la atención, desde el primer momento que lo escuché.

Cuando leí sobre ello luego no quise saber mucho más, ya desencajaba con el resto de la gente y sentía que esto me haría desencajar aun más, pero nunca tuve en claro si algo me gustaba, no disfrutaba ningún contacto de índole sexual, y las mujeres y hombres me daban lo mismo, por un tiempo solo decía que no me importaba el genero. Luego me di cuenta que no me importaba en lo absoluto.

Continuar leyendo